TEL: (669) 913 1745
Blog
Inicio / Blog
20 Julio 2013 L.N. Teresa osuna | Entrenamiento

Entrenamiento inteligente

Entrenamiento inteligente

¿Cuantos días a la semana debo entrenar?, ¿cuánto tiempo por sesión?, ¿cuántos músculos?, ¿cuántos ejercicios por músculo?, ¿cuántas series por ejercicio?, ¿cuántas repeticiones?, ¿cuánto y cómo calentar?. Éstas son solo algunas de las preguntas que nos hacemos en la práctica de nuestro deporte. Aprendemos o copiamos rutinas como recetas de cocina. Y dado que los resultados toman tiempo y dependen de muchos factores, difícilmente entendemos correctamente los efectos de éstas rutinas o nuevos sistemas de trabajo.

Es indispensable el orden en el momento de hacer cambios en nuestro entrenamiento para así apreciar correctamente dichos efectos, es decir, mantén constante tu estilo de vida y de ésta manera apreciarás claramente las respuestas de tu cuerpo. Recuerda que todo influye en tu cuerpo, cosas como las horas de sueño, los cambios de horarios de comida los fines de semana, el estrés emocional, los cambios en los esfuerzos en tu trabajo o escuela, los cambios en el clima, los horarios de entrenamiento y de la comida en sí.

Usa tantas herramientas como te sea posible, tales como, báscula, cinta métrica, fotos, diario de alimentación y entrenamiento, notas sobre tus sensaciones antes y después de entrenar, y todo lo que se te ocurra.

Con los años desarrollarás conocimiento sobre como tu cuerpo reacciona ante la gran variedad de sistemas de trabajo y alimentación, podrás hacer cambios en tu entrenamiento de acuerdo a las condiciones de tu entorno, ya que cualquier cambio en tu vida debe ser seguido por un ajuste en tu entrenamiento.

Somos muy afortunados porque gracias a que el deporte en el mundo ha cobrado gran importancia comercial y económica, ahora la ciencia interviene en la investigación del desarrollo de todas las características físicas del hombre, beneficiando nuestro deporte ya que es en el gimnasio, donde parte de la preparación de los atletas se lleva a cabo.

Así que debemos aplicar metodología en todos los aspectos de nuestro entrenamiento, recuerda que el desarrollo muscular (fuerza, tamaño, resistencia)  te permitirá hacer los cambios adecuados en tiempo y forma. Para que te responda al máximo al enfrentar la batalla con el equipo de resistencia

Sigue una lógica muy sencilla: si entrenas más, come y descansa más. Si alguno de estos tres componentes, no está equilibrado con el resto, tu metabolismo va a colapsar tarde o temprano. Y claro que la calidad importa en los tres aspectos, lleva a cabo tus aumentos con moderación y de manera gradual, dándole tiempo a tu cuerpo de asimilarlos positivamente sin sacrificar con ello bienestar. Asegúrate que te sobre energía para tu vida fuera del gimnasio

Con respecto a la alimentación, recuerda que las nuevas dietas requieren de ajustes graduales, no cambies drásticamente el número de calorías, para no generar cambios no deseados como aumento de grasa,  falta de energía o pérdida de masa muscular. Considera la supervisión de un entrenador y un nutriólogo, verás cuantos detalles pasas por alto cuando consultas a un profesional.

Analiza con detalle el tipo de sistema o rutina que realices o estés por realizar, ya que puede requerir de ajustes, dependiendo de tus actividades fuera del gimnasio, por ejemplo: una rutina de 50 minutos o más, con cardio y/o abdominales, podría ser demasiado para alguien que trabaja 8 horas atendiendo personas en un mostrador, solo por poner un ejemplo. Otro podría ser: una rutina de 5 días a la semana, cuando tú te desvelas invariablemente una o dos veces por semana, te podría llevar fácilmente al sobre entrenamiento.

Ten cuidado de no cometer el error de compararte con otras personas, a pesar de que la naturaleza del cuerpo humano es muy similar, en lo general, existen grandes diferencias en ciertos aspectos como la composición muscular, así pues, tienes personas con mayor porcentaje de fibras blancas, quienes tendrán mayor capacidad para el desarrollo de la fuerza y el crecimiento muscular.

Entonces ahora cuando pienses en aumentar tus bíceps,  piernas o todas las partes de tu cuerpo, piensa de manera global, diseña un plan de ataque en todas direcciones y comienza tu nueva rutina con una visita al supermercado para tu despensa, reorganiza tu agenda para mejorar ese descanso anabólico fundamental. Te garantizo que veras cambios notables y sobretodo consistentes.

Porque lo difícil no es llegar sino mantenerse, y más difícil volver a subir. Para no vivir del pasado y decir: yo estaba muy bien, yo me veía mejor que ella o el, yo cargaba tanto.

Tomando en cuenta éstos aspectos cometerás menos errores y tardarás menos tiempo en alcanzar tus objetivos,  si por alguna razón abandonas temporalmente tu entrenamiento, lo que hayas aprendido te servirá para recuperarte más rápido y no solo eso, disfrutaras más al ver como adivinas los cambios en tu cuerpo y como ahora sí tienes control de los resultados a corto mediano y largo plazo.

Si te parecio util o interesante este articulo, compartelo en tus redes sociales.

Se el primero en comentar este artículo.

Deja tu comentario Todos los campos son obligatorios. Tu correo electronico no se mostrara, ni se vendera o rentara a terceros. Tu información esta segura.
captcha

Dale “Me gusta” a nuestra página de Facebook